Saltar al contenido

Templo de Abu Simbel en Egipto, explora su majestuosidad

Sumérgete en la grandiosidad de la antigua civilización egipcia y descubre el fascinante Templo de Abu Simbel. Conoce su historia, impresionantes esculturas y su impactante arquitectura en este increíble viaje a través del tiempo en uno de los destinos más emblemáticos de Egipto. ¡No te pierdas esta oportunidad única de visitar un tesoro histórico de la humanidad!

Conoce el Templo de Abu Simbel

El Templo de Abu Simbel es un antiguo complejo de templos ubicado en el sur de Egipto, cerca de la frontera con Sudán. Fue construido durante el reinado del faraón Ramsés II, en el siglo XIII a.C., en la región de Nubia. El templo es conocido por sus impresionantes estructuras talladas en la roca, que representan la grandiosidad y el poderío de Ramsés II.

El complejo consta de dos templos principales: el Templo de Ramsés II y el Templo de Nefertari. El Templo de Ramsés II es el más grande y está dedicado a los dioses Amón, Ra-Horajty y Ptah. En su fachada destacan cuatro enormes estatuas colosales de Ramsés II sentado en el trono. El Templo de Nefertari, dedicado a la diosa Hathor y a la reina Nefertari, destaca por sus estatuas de la reina y por su impresionante belleza.

Conoce el Templo de Abu Simbel
Conoce el Templo de Abu Simbel

Una característica notable del Templo de Abu Simbel es su reubicación. Debido a la construcción de la presa de Asuán en la década de 1960, el templo fue amenazado por la subida del agua del río Nilo. Para preservarlo, fue desmontado y trasladado a un lugar más alto, donde se reconstruyó meticulosamente.

Hoy en día, el Templo de Abu Simbel es un importante sitio turístico y es considerado uno de los tesoros arqueológicos más impresionantes de Egipto. Su belleza y significado histórico lo convierten en un destino imperdible para los amantes de la historia y la cultura egipcia.

Curiosidades del Templo de Abu Simbel

Aquí tienes algunas curiosidades fascinantes sobre el Templo de Abu Simbel:

  1. Reubicación monumental: El proceso de reubicación del Templo de Abu Simbel es considerado uno de los mayores logros de la ingeniería arqueológica. Fue desmontado y movido pieza por pieza a un lugar más alto para salvarlo de las inundaciones causadas por la construcción de la presa de Asuán.
  2. Alineación astronómica: Uno de los aspectos más sorprendentes del Templo de Abu Simbel es su alineación astronómica precisa. Dos veces al año, el 22 de febrero y el 22 de octubre, los rayos del sol penetran en el santuario interno y alcanzan las estatuas del interior, iluminando las figuras de los dioses excepto la estatua de Ptah, que permanece en penumbra.
  3. Templo dedicado a una reina: El Templo de Abu Simbel cuenta con un templo secundario dedicado a la reina Nefertari, esposa de Ramsés II. Este gesto muestra la importancia y el estatus de Nefertari en la vida de Ramsés II, ya que no era común que se construyeran templos en honor a las reinas.
  4. Efecto simbólico: Los colosos que custodian la entrada del templo representan al faraón Ramsés II y tienen una altura de aproximadamente 20 metros. Su posición estratégica y su imponente presencia tenían la intención de impresionar y aterrorizar a los enemigos potenciales, transmitiendo la imagen de un gobernante poderoso.
  5. Inscripciones históricas: Las paredes del Templo de Abu Simbel están adornadas con jeroglíficos y relieves que cuentan la historia de las victorias militares de Ramsés II, su linaje y sus glorias como faraón. Estas inscripciones proporcionan valiosa información sobre la historia y la cultura egipcia antigua.
  6. Reconocimiento de la UNESCO: En 1979, el Templo de Abu Simbel fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este reconocimiento resalta su valor excepcional y su importancia para la historia y la humanidad en su conjunto.

El Templo de Abu Simbel es un tesoro arqueológico y cultural que cautiva a los visitantes con su historia, su arquitectura impresionante y sus detalles únicos. Explorar este sitio es adentrarse en el fascinante legado del antiguo Egipto.

¿Dónde está el Templo?

El Templo de Abu Simbel se encuentra en la región de Nubia, en el sur de Egipto, cerca de la frontera con Sudán. Está ubicado a orillas del río Nilo, aproximadamente a 280 kilómetros al suroeste de la ciudad de Asuán. Es una de las atracciones turísticas más destacadas de Egipto a parte de sus pirámides y se puede acceder a él a través de diferentes medios de transporte, como avión, barco o automóvil.

Qué ver en El Templo de Abu Simbel

¡Aquí tienes una lista detallada de qué ver en el Templo de Abu Simbel:

Fachada colosal

La fachada del Templo de Abu Simbel es impresionante. Destaca por sus cuatro estatuas colosales de Ramsés II, que representan al faraón sentado en el trono. Cada estatua tiene una altura de aproximadamente 20 metros y están talladas con gran detalle.

Interior del Templo de Ramsés II

Interior del Templo de Ramsés II
Interior del Templo de Ramsés II

Adéntrate en el interior del templo y maravíllate con sus imponentes columnas, muros decorados y techos pintados. Observa los relieves y jeroglíficos que narran las victorias militares y los logros de Ramsés II. No te pierdas la estatua del dios Ra-Horajty en el santuario interno.

Templo de Nefertari

Templo de Nefertari
Templo de Nefertari

El complejo de Abu Simbel cuenta con un templo secundario dedicado a la reina Nefertari, esposa de Ramsés II. Explora este templo y admira la estatua de Nefertari junto a la entrada. Los muros están decorados con relieves que representan a la reina en diferentes escenas y celebraciones.

Alineación astronómica

Si tienes la oportunidad de visitar el Templo de Abu Simbel el 22 de febrero o el 22 de octubre, podrás presenciar un fenómeno astronómico único. En esas fechas, los rayos del sol penetran en el santuario interno y iluminan las estatuas de los dioses, a excepción de la estatua de Ptah.

Museo de Abu Simbel

Junto al complejo del templo, se encuentra el Museo de Abu Simbel, donde puedes aprender más sobre la historia y la construcción del templo. El museo alberga una colección de artefactos y exhibiciones que ofrecen una perspectiva más completa de la antigua civilización egipcia.

Espacio exterior y paisaje

Disfruta del impresionante paisaje que rodea el Templo de Abu Simbel. Contempla el río Nilo y las montañas que lo rodean, creando un escenario natural impresionante. Además, en el exterior del templo, podrás explorar los patios y las estructuras adicionales que complementan la belleza del complejo.

El lago Nasser

El lago Nasser es un gran embalse artificial que se formó como resultado de la construcción de la presa de Asuán en el río Nilo, en Egipto. Es uno de los lagos más grandes del mundo, abarcando una superficie de aproximadamente 5,250 kilómetros cuadrados. El lago Nasser se extiende desde la frontera entre Egipto y Sudán, hasta la presa de Asuán, y su creación tuvo un impacto significativo en la geografía y el entorno natural de la región. Te recomendamos hacer un crucero por el lago para descubrirlo al 100%.

Crucero por el lago Nasser
Crucero por el lago Nasser

Recuerda que explorar el Templo de Abu Simbel es una experiencia fascinante para los amantes de la historia y la arqueología. Cada rincón del templo ofrece una visión única de la grandeza del antiguo Egipto y te transportará a una época pasada llena de misterio y esplendor.

Fenómeno Solar

El Templo de Abu Simbel es famoso por el fenómeno solar que ocurre dos veces al año. Este fenómeno se produce el 22 de febrero y el 22 de octubre, y se conoce como el «evento del solsticio».

Durante estos días, los rayos del sol se alinean de manera perfecta e iluminan el interior del templo de una manera extraordinaria. Los rayos penetran por el pasaje principal y llegan hasta el santuario interno, iluminando las estatuas y los relieves en su interior.

Uno de los efectos más impactantes es el hecho de que todas las estatuas, excepto la de Ptah, quedan completamente iluminadas. Ptah, el dios de la oscuridad y las sombras, permanece en penumbra mientras que las demás figuras reciben la luz solar.

Fenómeno Solar Abu Simbel
Fenómeno Solar Abu Simbel

Este fenómeno astronómico fue diseñado intencionalmente por los antiguos egipcios para honrar a los dioses y celebrar la importancia del faraón Ramsés II. Es un testimonio asombroso de la precisión y el conocimiento astronómico que poseían en aquel tiempo.

Presenciar este fenómeno solar en el Templo de Abu Simbel es una experiencia única y muy especial. Miles de visitantes acuden cada año para presenciar este increíble espectáculo de luz y sombra que conecta el pasado con el presente. Es un momento mágico que te transporta a la grandeza de la antigua civilización egipcia.

Como llegar al Templo de Abu Simbel

Para llegar al Templo de Abu Simbel, hay varias opciones disponibles:

  1. Vuelo desde Asuán: La forma más rápida y conveniente de llegar es tomando un vuelo desde el Aeropuerto de Asuán hasta el Aeropuerto de Abu Simbel. Varias aerolíneas ofrecen vuelos regulares que tienen una duración de aproximadamente una hora. Una vez en el aeropuerto de Abu Simbel, el templo se encuentra a unos 20 minutos en automóvil desde allí.
  2. Crucero por el Nilo: Otra opción popular es realizar un crucero por el río Nilo desde Asuán hasta Abu Simbel. Los cruceros suelen incluir visitas guiadas al templo como parte de su itinerario. Este es un enfoque más relajado y escénico para llegar al templo, ya que te permite disfrutar de las vistas a lo largo del río mientras te diriges hacia Abu Simbel.
  3. Carretera desde Asuán: Si prefieres un medio de transporte terrestre, puedes tomar un automóvil o un autobús desde Asuán hasta Abu Simbel. El trayecto en automóvil tiene una duración aproximada de 3 a 4 horas, mientras que el autobús puede tardar un poco más. Asegúrate de consultar los horarios y las opciones de transporte disponibles.

Es importante tener en cuenta que tanto los vuelos como los cruceros y los servicios de transporte terrestre suelen estar sujetos a cambios y disponibilidad. Por ello, es recomendable planificar con antelación y verificar los horarios y las opciones de transporte antes de tu viaje al Templo de Abu Simbel.

Horarios Abu Simbel

Horarios Abu Simbel
Horarios Abu Simbel

El Templo de Abu Simbel tiene horarios de visita establecidos. Aquí están los horarios generales:

  1. Templo de Ramsés II:
    • Horarios: De 5:00 a 18:00 horas.
    • Último ingreso permitido: Una hora antes del cierre.
  2. Templo de Nefertari:
    • Horarios: De 5:00 a 18:00 horas.
    • Último ingreso permitido: Una hora antes del cierre.

Es importante tener en cuenta que los horarios exactos pueden variar según la temporada y las condiciones específicas del sitio. Se recomienda verificar los horarios actuales antes de tu visita, ya sea consultando con las autoridades locales o con tu agencia de viajes.

Además, ten en cuenta que el Templo de Abu Simbel es un sitio turístico muy popular y puede haber una afluencia considerable de visitantes, especialmente durante las horas pico. Por lo tanto, se sugiere llegar temprano para evitar multitudes y disfrutar mejor de la experiencia.

Recuerda respetar las normas y regulaciones establecidas por el sitio, así como mantener una actitud responsable hacia la preservación del patrimonio histórico y cultural durante tu visita al Templo de Abu Simbel.

Abu simbel Consejos de Visita

Abu simbel Consejos de Visita
Abu simbel Consejos de Visita

Aquí tienes algunos consejos útiles para tu visita al Templo de Abu Simbel:

  1. Planifica con anticipación: Investiga los horarios de apertura, los precios de entrada y las opciones de transporte disponibles. Asegúrate de tener toda la información necesaria antes de tu visita.
  2. Llega temprano: El Templo de Abu Simbel es un lugar muy popular y puede haber una gran afluencia de visitantes. Llegar temprano te permitirá evitar las multitudes y disfrutar de una experiencia más tranquila.
  3. Protégete del sol: Abu Simbel está ubicado en una región desértica, por lo que es importante protegerte del sol. Usa protector solar, lleva un sombrero y ropa ligera y cómoda.
  4. Lleva agua y alimentos: Es recomendable llevar una botella de agua y algunos snacks para mantenerse hidratado y con energía durante tu visita.
  5. Respeto y cuidado: El Templo de Abu Simbel es un sitio histórico y sagrado. Respeta las normas establecidas y evita tocar o dañar las estructuras y los relieves.
  6. Contrata un guía: Considera contratar los servicios de un guía local. Ellos pueden brindarte información detallada sobre la historia y la arquitectura del templo, lo que enriquecerá tu experiencia.
  7. Explora los alrededores: Además del Templo de Abu Simbel, también puedes explorar el área circundante, como el Museo de Abu Simbel y disfrutar del paisaje del lago Nasser. Aprovecha al máximo tu visita y descubre todo lo que la zona tiene para ofrecer.

Recuerda que el Templo de Abu Simbel es un tesoro histórico y cultural. Disfruta de tu visita con respeto y admiración hacia este magnífico legado del antiguo Egipto.

Tours y Excursiones

2 comentarios en «Templo de Abu Simbel en Egipto, explora su majestuosidad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *