Saltar al contenido

El Santo Sepulcro de Jerusalén, guía de viaje

Bienvenid@s a nuestra guía de viaje del Santo Sepulcro de Jerusalén, uno de los lugares más sagrados del cristianismo. En vísperas de la Semana Santa, compartiremos contigo información detallada sobre la historia, la arquitectura y los rituales religiosos del Santo Sepulcro, así como consejos prácticos para visitarlo y disfrutarlo al máximo.

Historia del Santo Sepulcro

El Santo Sepulcro es el lugar donde, según la tradición cristiana, fue enterrado Jesucristo después de su crucifixión y resurrección. La ubicación exacta del sepulcro fue olvidada durante siglos, hasta que la emperatriz Helena de Constantinopla, madre del emperador Constantino, la descubrió en el siglo IV.

En el lugar donde se encontró el sepulcro, Constantino construyó la primera iglesia del Santo Sepulcro, que fue destruida y reconstruida varias veces a lo largo de los siglos. La iglesia actual fue construida en el siglo XII por los cruzados, y ha sido objeto de numerosas restauraciones y renovaciones desde entonces.

Conflictos, disputas y entendimientos

La Basílica del Santo Sepulcro ha sido objeto de numerosos conflictos, disputas y entendimientos a lo largo de la historia, principalmente debido a su importancia religiosa y política.

Desde el siglo IV, cuando se construyó la primera iglesia en el sitio, ha habido numerosos conflictos entre las diferentes denominaciones cristianas sobre quién tiene el derecho de administrar la iglesia y sus diferentes secciones. En particular, ha habido disputas entre la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa Armenia.

Además de las disputas religiosas, ha habido conflictos políticos relacionados con la administración de la iglesia y la propiedad del terreno. En 1187, los musulmanes conquistaron Jerusalén y permitieron a los cristianos seguir utilizando la Basílica, pero establecieron ciertas condiciones para su administración.

En tiempos más recientes, ha habido acuerdos y entendimientos entre las diferentes denominaciones cristianas y las autoridades políticas de Israel para mantener la paz y la cooperación en el sitio. En 1852, se firmó un acuerdo que estableció las responsabilidades de cada denominación en la administración de la Basílica y en 1967, después de la Guerra de los Seis Días, Israel asumió la responsabilidad de la administración del sitio.

A pesar de estos acuerdos, siguen surgiendo conflictos y disputas sobre el uso y la administración de la Basílica del Santo Sepulcro, y es importante que se continúe trabajando para encontrar soluciones pacíficas y respetuosas para todas las partes involucradas.

¿Qué hay en la Basílica?

La Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén es uno de los lugares más sagrados del cristianismo. Se cree que en este lugar fue crucificado y sepultado Jesús, y que posteriormente resucitó.

La es un lugar de peregrinación para cristianos de todo el mundo, y es considerada como el centro del cristianismo en Jerusalén. Entre las principales atracciones de la basílica se encuentran:

  • La Capilla del Calvario: es una capilla en la que se encuentra la roca en la que se cree que fue crucificado Jesús.
  • La Piedra de la Unción: es una piedra ubicada en la entrada de la basílica, en la que se cree que fue ungido el cuerpo de Jesús antes de su sepultura.
  • El Edículo del Santo Sepulcro: es la estructura que contiene la tumba de Jesús. Fue construida en el siglo XIX después de que la tumba original fuera destruida.
  • La Capilla de Santa Elena: es una capilla ubicada en el subsuelo de la basílica, en la que se cree que fue encontrada la cruz en la que fue crucificado Jesús.

Además de estas atracciones, la Basílica también cuenta con varias capillas y altares dedicados a diferentes eventos y personajes bíblicos, como la Capilla de la Asunción, la Capilla de San Longinos y la Capilla de los Inocentes.

Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén
Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén

Dónde está y cómo llegar

La Basílica del Santo Sepulcro está ubicada en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en el barrio cristiano. Para llegar allí, se pueden seguir varias rutas dependiendo de dónde se esté en la ciudad.

Si te encuentras en el centro de la Ciudad Vieja, se puede llegar al Santo Sepulcro a pie. Hay varios caminos que conducen a la basílica desde diferentes partes de la ciudad vieja, por lo que se recomienda seguir las indicaciones.

Si estás en las afueras de la Ciudad Vieja, se puede llegar en transporte público o en taxi. Los taxis pueden llevar a los visitantes hasta la entrada de la Ciudad Vieja, desde donde se puede caminar hasta la basílica.

Es importante tener en cuenta que la Ciudad Vieja de Jerusalén es un lugar muy concurrido, por lo que puede haber multitudes en los caminos que conducen al Santo Sepulcro. También se recomienda tener precaución al caminar por la ciudad vieja, ya que las calles son estrechas y pueden estar llenas de obstáculos.

Qué ver en la visita al Santo Sepulcro en Jerusalén

La visita al Santo Sepulcro en Jerusalén es una experiencia que todo cristiano debería vivir al menos una vez en su vida. Es un lugar sagrado donde se cree que ocurrieron los eventos más importantes de la vida y muerte de Jesús, por lo que es un sitio de gran significado religioso.

Al entrar en la Basílica del Santo Sepulcro, el visitante será recibido por una atmósfera de espiritualidad y solemnidad. Una vez dentro, se pueden visitar varios lugares sagrados que evocan los eventos bíblicos relacionados con la muerte y resurrección de Jesús.

En primer lugar, se encuentra la Capilla del Calvario, donde se cree que Jesús fue crucificado. Allí, los visitantes pueden ver la roca en la que se clavó la cruz y reflexionar sobre el sufrimiento que Jesús sufrió por la humanidad.

Luego, se encuentra la Piedra de la Unción, donde se cree que el cuerpo de Jesús fue ungido antes de ser sepultado. Este lugar es un recordatorio de la muerte de Jesús y de su sacrificio por la humanidad.

Después, se llega al Edículo del Santo Sepulcro, donde se encuentra la tumba de Jesús. Este lugar es el punto culminante de la visita, ya que se trata del sitio donde Jesús resucitó. Los visitantes pueden orar y reflexionar sobre la resurrección de Jesús y la promesa de vida eterna que esto significa.

Finalmente, se encuentra la Capilla de Santa Elena, donde se cree que fue encontrada la cruz en la que fue crucificado Jesús. Este lugar es un recordatorio de la importancia de la cruz en la vida y muerte de Jesús, así como un testimonio de la fe y devoción de los primeros cristianos.

visita del Santo Sepulcro en Jerusalén
Visita del Santo Sepulcro en Jerusalén

Arquitectura del Santo Sepulcro

La iglesia del Santo Sepulcro es un ejemplo impresionante de la arquitectura medieval, con una mezcla de estilos bizantino, románico y gótico. El edificio consta de varias capillas, cada una con su propio significado religioso y arquitectónico.

La capilla del Calvario es donde se cree que Jesús fue crucificado, y se puede ver una roca que se cree que es el lugar donde se colocó la cruz. La capilla del Ángel es donde se cree que el ángel se apareció a las mujeres que buscaban a Jesús después de su resurrección. La capilla del Santo Sepulcro es donde se encuentra la tumba de Jesús, y es el lugar más sagrado de la iglesia.

¿Cómo tocar la piedra de la Cruz de Jesucristo?

En la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, se encuentra la Piedra de la Unción, que se cree que fue el lugar donde el cuerpo de Jesús fue preparado para su entierro. A menudo, los visitantes confunden esta piedra con la Piedra de la Cruz de Jesucristo.

Es importante tener en cuenta que no se permite tocar la Piedra de la Cruz de Jesucristo en la Basílica del Santo Sepulcro. La cruz original se cree que fue destruida, y la piedra que se encuentra en la basílica es una réplica que se colocó en el siglo XVII. Además, este lugar es un sitio sagrado para los cristianos y se debe mostrar el respeto debido.

Sin embargo, los visitantes pueden tocar y besar la Piedra de la Unción, que se encuentra cerca del lugar donde se cree que Jesús fue crucificado. Esta piedra representa el lugar donde el cuerpo de Jesús fue ungido antes de su sepultura y se considera sagrada por los cristianos.

¿Cómo tocar la Piedra de la Unción de Jesucristo?

La Piedra de la Unción se encuentra en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén y es un lugar sagrado donde se cree que el cuerpo de Jesús fue ungido antes de su sepultura. Tocar o besar la piedra es una tradición común entre los visitantes y peregrinos que visitan este lugar.

Para tocar la Piedra de la Unción de Jesucristo, es importante seguir las normas de conducta y respeto adecuadas. A continuación se detallan los pasos que se deben seguir:

  1. Espera tu turno: El área de la Piedra de la Unción puede estar llena de gente, así que es importante esperar el turno para tocar o besar la piedra.
  2. Limpia tus manos: Es importante tener las manos limpias antes de tocar la piedra, así que asegúrate de haberlas lavado o desinfectado previamente.
  3. Acércate con reverencia: Al acercarse a la Piedra de la Unción, es importante hacerlo con respeto y reverencia. Si hay otras personas cerca, se considerado y espera a que se hayan retirado antes de tocar la piedra.
  4. Toca la piedra con la mano: Puede tocar la piedra con la mano y, si lo deseas, puedes besarla también.
  5. Recuerda la importancia del lugar: La Piedra de la Unción es un lugar sagrado y es importante recordar la importancia que tiene para los cristianos. Tócala con respeto y recuerde la historia y significado detrás del lugar.

El Edículo: la tumba de Jesús

El Edículo es una pequeña estructura ubicada dentro de la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén que alberga la tumba de Jesús. Esta estructura de piedra fue construida por los cruzados en el siglo XII para proteger y preservar la tumba de Jesús.

El Edículo consta de dos cámaras. La primera es la «Cámara de los Ángeles», así llamada por una pintura de ángeles que se encuentra en una de las paredes. La segunda cámara es la «Cámara de la Tumba» y es donde se encuentra la tumba de Jesús.

La tumba de Jesús es una pequeña estructura de piedra que mide aproximadamente 1,5 metros de largo y 1 metro de ancho. Se cree que fue tallada en la roca original del lugar y que fue el lugar donde se colocó el cuerpo de Jesús después de su crucifixión.

Los visitantes pueden ingresar al Edículo y ver la tumba de Jesús a través de una pequeña abertura en la estructura. También pueden tocar y besar la piedra donde se cree que fue colocado el cuerpo de Jesús después de su muerte.

El Edículo y la tumba de Jesús son considerados lugares sagrados por los cristianos y atraen a miles de visitantes y peregrinos cada año. Es importante recordar la importancia y significado detrás de estos lugares y mostrar respeto y reverencia al visitarlos.

Rituales religiosos del Santo Sepulcro

El Santo Sepulcro es un lugar sagrado para el cristianismo, y por lo tanto, es el escenario de numerosos rituales y ceremonias religiosas a lo largo del año. Uno de los más famosos es el Lavado de los Pies, que se celebra en Jueves Santo, y conmemora el acto de humildad de Jesús al lavar los pies de sus discípulos.

Otro ritual importante es la Procesión del Fuego Sagrado, que se celebra en Sábado Santo, y marca el momento en que se cree que el fuego divino desciende sobre la tumba de Jesús. También hay numerosas misas y servicios religiosos que se celebran regularmente en la iglesia.

¿Cómo llegar a la capilla?

Para llegar a la capilla en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Entra en la Basílica: La Basílica del Santo Sepulcro se encuentra en la Ciudad Vieja de Jerusalén y es fácilmente accesible a pie o en transporte público.
  2. Ubica la capilla: La capilla se encuentra en el área conocida como «Calvario» o «Gólgota», donde se cree que Jesús fue crucificado. Es importante tener en cuenta que esta área puede estar llena de gente y que es posible que tenga que esperar su turno para ingresar.
  3. Sigue las señalizaciones: La Basílica del Santo Sepulcro puede ser un lugar confuso debido a su compleja estructura, así que asegúrate de seguir las señalizaciones que indican la dirección hacia la capilla.
  4. Espera tu turno: Es posible que haya una fila para entrar a la capilla, así que espera tu turno pacientemente.
  5. Ingresa a la capilla: Una vez que hayas llegado a la capilla, podrá ingresar y ver el lugar donde se cree que Jesús fue crucificado.

Consejos prácticos para visitar el Santo Sepulcro

El Santo Sepulcro es un lugar de gran importancia religiosa e histórica ubicado en Jerusalén, por lo que aquí te presentamos algunos consejos prácticos para visitarlo:

  1. Horarios: El horario de apertura del Santo Sepulcro varía según el día de la semana y la temporada del año. Es importante que verifiques los horarios antes de tu visita.
  2. Vestimenta: El Santo Sepulcro es un lugar sagrado, por lo que es importante vestir de manera respetuosa. Se recomienda cubrir los hombros y las rodillas.
  3. Filas: El Santo Sepulcro puede estar muy concurrido, especialmente durante los días festivos religiosos. Por lo tanto, es probable que debas esperar en largas filas para ingresar. Paciencia y respeto por los demás visitantes son importantes.
  4. Guía: Si no conoces la historia detrás del Santo Sepulcro, es recomendable contratar un guía turístico. De esta manera, podrás obtener información útil y detalles históricos sobre el lugar.
  5. Fotografía: Antes de tomar fotografías, es importante verificar las reglas de la iglesia en cuanto a la fotografía. En algunos lugares, está prohibido tomar fotografías.
  6. Silencio: Recuerda que el Santo Sepulcro es un lugar de oración. Se espera que los visitantes hablen en voz baja y eviten comportamientos disruptivos.
  7. Respeto: Como lugar sagrado, se espera que los visitantes muestren respeto y consideración hacia los demás visitantes y el personal de la iglesia.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de una visita respetuosa y enriquecedora al Santo Sepulcro.

Datos de interés

Ahora vamos a comentar varios datos de interés sobre el Santo Sepulcro de Jerusalén.

Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén

Los Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén son un grupo de caballeros y damas católicos que forman parte de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén. Estos caballeros y damas son nombrados por el Papa y reciben la misión de trabajar en la defensa de la fe cristiana en Tierra Santa.

Los Caballeros del Santo Sepulcro tienen una historia que se remonta al siglo XI, cuando el Papa Urbano II fundó la Orden para proteger a los peregrinos cristianos que viajaban a Jerusalén. Hoy en día, los Caballeros del Santo Sepulcro trabajan en la promoción de la fe y la cultura cristianas, así como en la ayuda y el apoyo a las comunidades cristianas en Tierra Santa.

La orden de los Caballeros del Santo Sepulcro está compuesta por hombres y mujeres católicos de todo el mundo que han sido nombrados por el Papa en reconocimiento a su servicio a la Iglesia y a la comunidad. Los miembros de la orden llevan una cruz de ocho puntas como distintivo de su membresía.

Además de su trabajo en Tierra Santa, los Caballeros del Santo Sepulcro también trabajan en la promoción de la paz y la justicia en todo el mundo. La orden tiene una presencia global y cuenta con secciones en varios países del mundo.

Canonesas Regulares del Santo Sepulcro

Las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro son una orden religiosa católica fundada en el siglo XII en Jerusalén. Su objetivo principal es el cuidado y mantenimiento de la Basílica del Santo Sepulcro, que es el lugar más sagrado del cristianismo.

Las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro viven en comunidad y siguen la Regla de San Agustín. Además de su trabajo en la Basílica del Santo Sepulcro, también se dedican a la educación y a la asistencia social.

Actualmente, la orden de las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro está presente en varios países del mundo, incluyendo España, Italia, Francia, Alemania, Polonia, Estados Unidos y México. Siguen trabajando en la Basílica del Santo Sepulcro, así como en otras iglesias y lugares de importancia religiosa. Además, continúan su labor en la educación y en la atención a los necesitados.

Las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro son una muestra del compromiso y dedicación de las mujeres religiosas en la preservación de la fe y la historia cristiana.

Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén

La Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén es una orden religiosa católica fundada en el siglo XI en Jerusalén. Su objetivo principal es la defensa y protección de la fe cristiana en Tierra Santa, especialmente en los lugares sagrados asociados con la vida y la muerte de Jesús.

La Orden del Santo Sepulcro es una orden de caballería y está compuesta por caballeros y damas católicos de todo el mundo. Los miembros de la orden realizan una serie de actividades y proyectos en Tierra Santa, incluyendo la restauración y mantenimiento de iglesias y lugares sagrados, el apoyo a las comunidades cristianas locales y la promoción de la comprensión interreligiosa y la paz.

La Orden del Santo Sepulcro es liderada por un Gran Maestre, quien es nombrado por el Papa y tiene la responsabilidad de dirigir y coordinar las actividades de la orden. Actualmente, el Gran Maestre de la Orden del Santo Sepulcro es el Cardenal Fernando Filoni.

La Orden del Santo Sepulcro tiene una presencia global y cuenta con secciones en varios países del mundo, incluyendo España, Italia, Francia, Estados Unidos y México. La orden sigue comprometida con su misión de proteger la fe cristiana en Tierra Santa y de promover la paz y la comprensión entre los pueblos.

Información y Horarios

Apertura y clausura de la Basílica

  • Horario de verano (abril a septiembre): 5-21 todos los días.  – Septiembre 5:00 – 20:30
  • Horario de invierno (octubre a marzo): 4 – 19 todos los días

Horario extraordinario de apertura

  • Navidad (25/12) 8:00 – 19:00
  • Fiesta de la Presentación del Señor (2/2) 8:00 – 19:00
  • Jueves Santo: la basílica cierra después de la celebración, es decir, a las 11:00 (o 12:00)
  • Viernes Santo: la basílica se cierra brevemente a las 7:00 (o 8:00) y se cierra durante el resto del día.
  • Viernes Santo ortodoxo: 8:45 (o 9:45) – 20:00 (o 21:00)
  • Sábado santo ortodoxo: la basílica está cerrada hasta el final de la celebración del fuego sagrado (3:00 pm o 4:00 pm) y luego permanece abierta hasta la noche del día siguiente (Domingo de Pascua ortodoxo)

Santas misas dominicales

  • Horario de verano (abril a septiembre): 5:30 – 6:00 – 6:30 (solemne, en latín) y 18:00.
  • Horario de invierno (octubre a marzo): 4:30 – 5:00 – 5:30 (solemne, en latín) y 17:00.

Santas misas feriales

  • Horario de verano (abril a septiembre): 5:30 – 6:00 – 6:30 – 7:00 – 7:30 (solemne, en latín) / sábado a las 18:00 horas.
  • Horario de invierno (octubre a marzo): 4:30 – 5:00 – 5:30 – 6:00 – 6:30 (solemne, en latín) – 7:15 / sábado a las 17:00 horas.

Procesión cotidiana

  • Horario de verano (abril a septiembre): 17:00 todos los días
  • Horario de invierno (octubre a marzo): 16:00 todos los días.

Prenotaciones misas para sacerdotes Católicos certificados con peregrinos y grupos católicos

  • Franciscan Pilgrims’ Office – FPO / tel: +972 2 6272697 E-mail: fpo@cicts.org

Para recibir información

CIC – Christian Information Centre 
(dentro de la Puerta de Jaffa, en frente de la Ciudadela)
tel: +972 2 6272692 fax: +972 2 6286417
e-mail: cicinfo@cicts.org



Cada día, los sacerdotes están disponibles para el Sacramento de la Reconciliación en la Capilla de la Magdalena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *