Así es como viajar a Serbia

Así es como viajar a Serbia
Comparte con otros viajeros :)

Viajar a Serbia aún podría generar un debate polémico. Hace más de 18 años, los conflictos étnicos seguían destrozando una región de Europa que era formalmente el país de Yugoslavia. Una división étnica entre seis repúblicas que luchaban por la independencia y el control se prolongó durante 10 años desde 1991, dejando una parte del continente, un país de naciones eslavas del sur establecido después de la Primera Guerra Mundial, disuelto y económicamente dañado.

Gran parte sigue siendo incomprendido por los posibles viajeros a raíz de la relativa paz.

Muchos de los países involucrados en la región de los Balcanes occidentales, como Bosnia y Herzegovina, Eslovenia, Croacia, Montenegro y la República de Macedonia (ARYM) tienen o aún se están recuperando de sus heridas y reciben a los visitantes con los brazos abiertos.

La historia de Serbia es compleja

Una vez que un Reino a la par con Roma y Constantinopla, luego ocupado como parte del Imperio Otomano, más tarde cofundó Yugoslavia con otros pueblos eslavos del sur después de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, son las Guerras Yugoslavas en la década de 1990 y la devastación que siguió , que muchos recuerdan la mayor parte de la región.

No es ningún secreto que a principios de la década de 1990, que vio las guerras individuales de independencia y nacionalismo, Serbia ejerció más poder en la toma de decisiones políticas, por lo que se involucró más en las devastadoras guerras yugoslavas. Es algo sobre lo que muchos podrían discutir y discutir durante horas y que todavía es discutible hoy. Kosovo, un territorio en disputa de Serbia, aún no se ha reconocido formalmente en Europa como un estado independiente.

Sin embargo, eso no debería ser una reflexión sobre la Serbia de hoy; del pueblo serbio reconstruyendo su país y reparando las grietas, al igual que sus vecinos. Muchos visitantes potenciales no pueden desconectarse del hecho de que el conflicto solo terminó en 1999 (con un acuerdo de paz en Kumanovo, Macedonia), sin embargo, cabe señalar que también equivale a muchos años pasados.

Entonces, ¿por qué viajar a Serbia?

Bajo el resplandor de los titulares anteriores, Serbia está gritando sobre su país increíblemente hermoso flanqueado por llanuras montañosas, mezcladas con pueblos y ciudades históricamente preservados.

Ninguna de estas cosas desapareció durante la guerra. Simplemente estaban envueltos, listos para ser revelados cuando llegara el momento de un nuevo comienzo, en una Serbia que, aunque algo fragmentada políticamente, es segura y abierta a la exploración.

Como un área del continente que ahora prospera y allana un camino sólido para el turismo, cada vez más personas viajan aquí para comprenderlo mejor y pronto descubren que hay más que su problemático pasado, por eso vale la pena Viajar a Serbia.

Dónde ir en Serbia

Belgrado – La capital reviviente

Viajé a Belgrado primero, sin saber qué esperar, fue arrojado de cabeza a una ciudad cosmopolita de renacimiento artístico que zumbaba entre el clasicismo de color pastel. Era todo lo que estaba en el fondo con la esperanza de que todavía fuera como una capital focal de los Balcanes.

Belgrado puede estar teñido de daños estructurales y pobreza subyacente, pero es el corazón vibrante, tenaz y decidido de una nueva Serbia.

Belgrado, Serbia

Belgrado es también el punto de partida bien establecido para pasar días y semanas viajando por un país con buena infraestructura de transporte y turismo. Serbia no es un salvaje oeste después del conflicto, aunque se encontrará perdiéndose dentro de sus tierras vírgenes intactas y poco conocidas llenas de naturaleza.

Novi Sad – La capital de la cultura

los Danubio, que atraviesa 10 países desde Alemania hasta las llanuras de los Balcanes, lo invita a probar sus aguas tranquilas, la veta de conexión de Europa. Nada, navega en canoa o báñate tranquilamente a orillas del segundo río más grande de Europa, antes de seguirlo hasta la ciudad de Novi Sad que se encuentra justo al lado

Río Danubio, Serbia naturaleza

El patrimonio cultural preservado de Novi Sad la convierte en una obra maestra de la ciudad como Belgrado. Tanto es así que Novi Sad ha sido nominada como la Capital Europea de la Cultura 2021.

El elegante centro de la ciudad, marcado por la «Plaza de la Libertad», se encuentra dentro del Ayuntamiento, la Catedral Católica del Nombre de María y el monumento de Svetozar Miletic es un paseo para los sentidos. Casas y palacios en colores dulces, calles laterales llenas de museos y galerías de arte, pequeños pasajes (como Zmaj Jovina y Dunavska) lo invitan a explorar antes de aterrizar en la cafetería y la calle Laza Telečki, llena de bares, el lugar de reunión al atardecer.

Novi Sad, Serbia

Novi Sad, Serbia

Un punto culminante es la fortaleza de Petrovaradin del siglo XVIII, dividida en ciudades superiores e inferiores. Sube por los pasajes arqueados de la puerta de entrada a la simbólica torre del reloj con manecillas del tiempo opuestas (grandes espectáculos de horas y pequeños espectáculos de minutos). Desde aquí se puede ver el Danubio y obtener una vista panorámica de las calles cuadriculadas de la ciudad de la Baja Fortaleza, cuya desmoronada arquitectura barroca conserva historias antiguas en sus fachadas desvaídas.

Novi Sad, Serbia

Naturaleza en serbia debe tenerse en cuenta en su visita en un país que es 75% montañoso y, por lo tanto, disperso con verdes parques naturales protegidos, cañones, ríos y lagos.

Lee este artículo sobre la naturaleza en Serbia.

Naturaleza de Serbia. Lagos y montañas

La naturaleza en Serbia. Paisaje de Serbia

Bajina Bašta y Tara National Park

Bajina Bašta no solo es el hogar del Parque Nacional de Tara, sino que es donde puedes ver por ti mismo la famosa escena perfecta de postal que es House on the River Drina. Una vez que un refugio para marineros y nadadores en una zona de olas rompientes, se ha convertido en uno de los principales símbolos de la zona.

Casa en el río Drina, Serbia

Valjevo y desfiladero de Uvac

Me salí de la pista y salvaje Valjevo Trekking a través del río Gradac de 50 km de largo que atraviesa las empinadas laderas y las altas formaciones rocosas del Cañón, antes de atravesar las magníficas curvas del Garganta de Uvac en el suroeste de Serbia.

Garganta de Uvac, Serbia

Zlatibor y el ferrocarril Sargan Eight

Miradores alternativos incluyen montar el Sargan Ocho ferrocarril de garganta estrecha en el suroeste de Serbia a través de los valles montañosos y relajándose en el soleado y montañoso spa al aire libre de Zlatibor eso es más que su reputación de estación de esquí.

Ferrocarril Sargan Eight, Serbia

Topola – País del Vino

Tales paisajes generosos son también los cimientos de un buen terroir, con Topola (a una hora en coche de Belgrado) con viñedos galardonados que producen vino dulce regionalmente característico, como la bodega Aleksandrovich y su excelente serie «Triumph».

Bodega en Serbia

Novi Pazar – Diversidad religiosa de Serbia

Fuera de la red de las principales ciudades y la naturaleza circundante son ciudades más pequeñas, cada una con su toque distintivo, y que ayudan a construir una imagen más amplia de la diversidad religiosa, cultural y artística de Serbia.

Cuando Yugoslavia se fundó inicialmente, estaba compuesta por un grupo de naciones cristianas y musulmanas eslavas del sur, aunque esta última ahora es una minoría en el país. Novi Pazar es una ciudad predominantemente musulmana que muestra un lado diferente de Serbia, con toques culturales y visuales más pesados ​​del este. Es pequeño y parece indescriptible a primera vista, pero deambula por sus calles y acepta las invitaciones de los lugareños para intentar calentar el pan de la panadería y tomar un café en su casa. Las sonrisas pronto superaron las barreras del idioma, en una zona del país que lucha con una mala reputación y un aislamiento casi absoluto en su identidad musulmana, a pesar de no estar fuera de los límites.

Novi Pazar, Serbia

Guča – Trumpet Festival Centre

El pueblo de GuCalifornia es conocido por su festival anual de trompetas, que es exactamente por lo que debes dirigirte allí. Incluso si no eres un fanático de las trompetas, la gran cantidad de artistas que iluminan la ciudad con todo tipo de estos diferentes zumbidos y ritmos reverberarán para siempre en ti. Guča es donde un festival cultural distinto instintivamente une a las personas.

El festival Guča Tumpet, Serbia

Viajando a Serbia con nuevos ojos

El futuro es positivo para un país tan enredado en la fragmentación política. Viajar a Serbia es recordar que hay más que la imagen ensombrecida por la atrocidad y la devastación.

Serbia es simplemente lo que siempre fue: un desierto natural sin descubrir, y una suma de su pasado centenario que es más que la historia moderna que conocemos.

Un país en reconstrucción, que merece el tipo correcto de atención ahora.

Recordando a Serbia

Mi viaje a Serbia fue creado en conjunto con la Organización Nacional de Turismo de Serbia (NTOS) y iAmbassador para la campaña #MySerbia. Todas las opiniones siguen siendo mías mientras me dispongo a descubrir todos los países que alguna vez fueron parte de la «Antigua Yugoslavia».

Última Actualización


Comparte con otros viajeros :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *