Nazaré, más allá de las olas y el surf

Nazaré, más allá de las olas y el surf

Posiblemente, Nazaré se haya convertido en uno de los pueblos más turísticos de toda Portugal. Su popularidad ha crecido gracias a las gigantescas olas que se proyectan sobre su litoral, unas maravillas naturales de gran espectacularidad que son el reclamo de los mejores surferos del mundo.

Sin embargo, las olas que alcanzan con facilidad los 20 metros de altura no son el único reclamo de esta pintoresca villa de pescadores. Su fabuloso arenal, con forma de media luna donde disfrutar de apacibles baños, contrasta con la Praia do Norte, el lugar donde los surferos cumplen sus más atrevidos sueños. Así mismo, las callejuelas del pueblo, sus vecinos y la gastronomía marinera son motivos más que suficientes para visitar este rincón en cualquier época del año.

En lo que se refiere al sitio donde hospedarse, hay muchos y variados hoteles, casas de huéspedes y todo tipo de alojamientos, aunque el que más éxito tiene es Ohai Resort Nazaré. El motivo es que está especialmente destinado a los amantes de la naturaleza y la relajación. En cualquier caso, merecerá la pena ir y disfrutar de los placeres de este encantador pueblo pesquero, que se ha dividido en dos zonas claramente diferenciadas, cada una con su propia atmósfera.

1. Las zonas de playa

La zona de playa de Nazaré es bastante reciente, extendiéndose por toda la avenida principal. Y es que, hasta el siglo XVII, el mar ocupaba este espacio hasta que las transformaciones geológicas hicieron retroceder las aguas y crear un estupendo arenal.

Otros Destinos Principales

Se trata de la Praia de Bahnos, muy amplia, de alrededor de 2 kilómetros de pura arena blanca, bastante popular y concurrida. Un lugar para disfrutar en familia de baños tranquilos. Sin embargo, en la Praia Norte, todo cambia. Se trata de una línea costera mucho más salvaje, por lo que en verano suele estar más tranquila. Es aquí donde las olas llegan a alcanzar alturas desde los 30 metros, por lo que es un lugar de encuentro de los amantes del surf, sobre todo en invierno, que es cuando se rompen récords en alturas máximas.

2. El sitio, el barrio de Nazaré

El segundo lugar distinguible de este pueblo, un barrio en lo más alto de la zona, en el que pasear por sus callejeras es todo un placer. La pequeña Capilla de la Memoria debe visitarse, representa la fundación de este pueblo y se encuentra ubicada al borde del acantilado. También se debe ver el Santuario de Nuestra Señora de Nazaré, el impresionante Mirador de Suberco, el Fuerte de San Miguel y el faro. Desde este fuerte se pueden ver las impresionantes olas que se forman en invierno en la Praia do Norte y a los surfistas que se atreven a montarlas.

Para subir a la parte alta del pueblo sin agotarnos por el enorme desnivel que hay entre la playa y la parte alta, lo más auténtico y tradicional es utilizar su ascensor, un pequeño y centenario funicular que recorre los 318 m de pura pendiente en 15 minutos.

El barrio de Pederneira también se merece un recorrido por sus calles. Se encuentra en lo alto de una colina, pero hacia el interior, aunque su espectacular mirador ofrece las mejores vistas de Pinhal de Leiria, el Sitio, la costa y el propio Nazaré. En su plaza central se podrán visitar los Paços do Concelho, la Iglesia de la Misericordia o el Pelourinho, la columna de piedra donde se ajusticiaba a los delincuentes.

Las mejores razones para realizar viajes por la naturaleza
Jota L.

Hola, soy Jota, ¡Gracias por visitar nuestro blog!

En 2016 dejamos nuestra monótona vida y comenzamos a perseguir cascadas, atardeceres y vistas de todo el mundo. En este blog, compartimos historias y consejos de viajes favoritos.

Queremos que todo el mundo pueda viajar a donde quiera, tan a menudo como quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *