La escapada perfecta, Lanzarote

La escapada perfecta, Lanzarote
Comparte con otros viajeros :)

¿Te imaginas una isla paradisiaca, dónde el verano todo el año y puedes disfrutar de la playa sea cuales sean las fechas a las que vayas? Sí, sabemos que volar al Caribe para unos pocos días de vacaciones te va a costar demasiado tiempo y dinero. Pero no hablamos del Caribe. Por suerte para ti en un par de horas puedes plantarte en las Islas Canarias y disfrutar de su clima subtropical sin salir del país. Si consigues juntar unos pocos días de vacaciones para regalarte una escapada fuera de temporada, cuando el frío aún acecha, visitar el archipiélago canario es la mejor idea: cerca, bonito y caluroso. ¡Saca el bañador del fondo del armario y revive el verano!

De las 7 islas del archipiélago, te recomendamos la bellísima Lanzarote. A pesar de ser una pequeña isla que no llega a los 800 kilómetros cuadrados, es una joya. No en vano la UNESCO la declaró Reserva de la Biosfera. Las erupciones volcánicas de los siglos XVIII y XIX moldearon un paisaje espectacular de singular belleza y formas irregulares. Grutas volcánicas, lagos de lava y cráteres se funden con espectaculares playas de arena dorada y aguas cristalinas que conforman un paisaje inigualable.

Lanzarote combina grandes zonas turísticas, dónde gente de todas partes del mundo puede disfrutar de las principales zonas recreativas y hoteles en Lanzarote, y rincones vírgenes sin rastro alguno de vida humana. Si ya te hemos convencido para que pases tus vacaciones en Lanzarote, en este artículo vamos a desvelarte qué puedes ver y hacer en esta hermosa isla.

Visita Parque Nacional de Timanfaya y los Hervideros

Si hablamos de Lanzarote, debemos hacerlo también del Parque Nacional de Timanfaya, la principal atracción turística de la isla. El Parque Nacional consta de una superficie de unos 50 kilómetros cuadrados sepultados por las erupciones volcánicas que se produjeron entre 1730 y 1736 que confirió esta joya paisajista. En la zona se pueden observar más de 25 volcanes. Producto también de las erupciones de Timanfaya se creó un inigualable paisaje costero al llegar la lava al mar. Lanzarote presume de paisajes inigualables en ningún otro lugar del mundo. No te pierdas estas joyas de la naturaleza.

Las playas de Lanzarote

Los más de 169 kilómetros de costa bañada Atlántico ofrecen innumerables playas y calas de gran diversidad para poder disfrutar del mar: playas de arena blanca y fina, inusuales playas de arena negra volcánica, playas rocosas, algunas con aguas tranquilas, otras de oleaje considerable ideales para la práctica del surf… Es asombroso. Si dispones de pocos diez te va a resultar imposible disfrutar de todas las playas… Pero no sufras, aquí te indicaremos las mejores zonas para que puedas escoger la que mejor se adapte a ti.

Si quieres visitar el casco histórico de Lanzarote, Arrecife es tu sitio. Para los amantes de los deportes de agua hay otras opciones. Si vas en busca de buenas olas para surfear dirígete a la costa de Tinajo, considerada una de las mejores zonas de Europa para surfear. Y para windsurfers, Costa Teguise segundo centro turístico de la isla y dónde sopla el mejor viento. Y en la playa de Haría, al norte de la isla, podrás ver una combinación única en toda la isla de paisaje montañoso y playero en un mismo lugar. Pero si buscas establecerte en un sitio para unas vacaciones de relax, tu sitio es Playa Blanca.

Playa Blanca

Situada en Yaiza, el municipio más sureño de la isla, encontrarás un conjunto de playas espectaculares de arena blanca. Playa Blanca antaño era un pueblo de pescadores que actualmente se ha convertido hoy día en uno de los principales centros turísticos de Lanzarote, y cuenta con un moderno puerto deportivo desde dónde puedes conectar con Fuerteventura por mar en media hora.

Playa Blanca es el sitio ideal para establecer tu base de operaciones durante tu visita en Lanzarote. Está cerca de la zona volcánica de Timanfaya comentada anteriormente y está cerca de algunas de las playas más bonitas de la isla. Playa Blanca dispone de numerosos centros recreativos y de ocio, así como hoteles lujosos. Nosotros te recomendamos alojarte en Iberostar la Bocayna Village, un complejo fascinante que cuenta con 48 espaciosos bungalows, algunos de ellos equipados con jacuzzi y barbacoa. La piscina exterior y la exquisita decoración tropical te harán sentir en el paraíso.

En la misma zona, a pocos kilómetros encontrarás Papagayo, la playa más icónica de Lanzarote. Se trata de una playa digna de las mejores postales, rodeada de la violencia volcánica del Monumento Natural de los Ajaches. Su contraste de colores la dota de una belleza exquisita, combinando el azul marino, con la arena blanca típica de la zona y roca volcánica negra.

Y aún en el sur, otra joya escondida: los Charcones. Lejos del ajetreado centro turístico de Playa Blanca y de sus playas algo llenas para nuestro gusto, en los Charcones encontraras un conjunto de piscinas naturales maravillosas, dónde relajarte y encontrar la paz que buscas en tus vacaciones.


Comparte con otros viajeros :)

Un comentario en «La escapada perfecta, Lanzarote»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *