Ver la Aurora Boreal desde la Cama de un Hotel de Hielo

Ver la Aurora Boreal desde la Cama de un Hotel de Hielo
Comparte con otros viajeros :)

Igual que su vecina Finlandia, Suecia también cuenta con un hotel de hielo, situado a 200 kilómetros al norte del Círculo Polar, en la pequeña localidad de Jukkasjärvi. Construido con miles de toneladas de nieve y hielo, se construye y diluye cada año. A partir de ahí, imaginad cómo puede ser dormir en un saco térmico instalado sobre una cama hecha a base de hielo y cubierta con pieles de reno. Después de tremendo sueño, os despertarán cada día con un vaso de zumo de frutas del bosque caliente y derechitos a la sauna, qué si no.

El Hotel de Hielo: Icehotel, Jukkasjärvi

La historia de este hotel empezó como un juego en 1989, durante una exposición llamada “Art-ic” en la que construyeron un iglú junto al río. Cientos de visitantes quedaron maravillados por esta original galería artística de 60 metros cuadrados y algunos de ellos incluso se aventuraron a pasar la noche dentro.

Hotel de Hielo
Icehotel, Jukkasjärvi

“Art-ic” nunca quiso acabar convirtiéndose en un hotel, pero sus improvisados huéspedes argumentaron que los iglúes habían sido utilizados como alojamiento durante miles de años y que el cliente siempre tiene razón. Desde entonces, cada mes de octubre, artistas y “albañiles” se afanan en construir y decorar el interior de algunas de las habitaciones. Para ello cuentan con la ayuda de artistas internacionales. Los diferentes estilos artísticos, unidos a las peculiaridades del hielo, consiguen una ambientación que destila magia, misterio y sorpresas. Eso sí, la exposición termina con los rayos del sol.

Hoy día, el Ice Hotel sigue siendo el primero, el más grande y el único hecho únicamente de hielo y nieve. Si comenzó teniendo una única habitación en 1989, actualmente mide 4.000 metros cuadrados, y su peso es de 3.000 toneladas de hielo y 30.000 metros cúbicos de nieve. Durante la pasada temporada hibernal, 11.000 huéspedes durmieron aquí y durante el día contó con 33.000 visitantes. Probablemente, muchos de ellos repiten año tras año, pues nunca se trata del mismo hotel.

Las habitaciones –más bien cabinas- han sido bautizadas con el nombre de “casas aurora” y tienen una ventana superior para poder ver las auroras boreales desde la cama. Así el insomnio en este hotel de hielo no es tan mala cosa.

Si quieres reservar una habitación en el hotel, hazlo desde este enlace.

Consejos para dormir en un hotel de hielo

Nuestro hotel de hielo se mantuvo a una temperatura constante de –5 ° C, ¡que es mucho más cálida que la temperatura de –20 ° C afuera! Brrrrr! El hielo también bloquea el viento y la robustez de Laponia en invierno, casi aislando el «edificio». El espesor del hielo y la nieve en el edificio también actúa como insonorización y es muy tranquilo y silencioso en su habitación y pasea por los pasillos y pasillos del hotel. Las habitaciones y suites no tienen puertas, sino cortinas para mayor privacidad. ¡Es tan tranquilo que no escuchas nada ni a nadie!

Visita al hotel, curso de supervivencia nocturna y zona cálida

A su llegada, todos los visitantes del hotel de hielo reciben un recorrido que incluye mostrarle dónde está su habitación, dónde están ubicados los inodoros y los casilleros, junto con consejos y una demostración sobre cómo usar el saco de dormir y el forro para garantizar que sobreviva la noche. !

En el caso de que no pueda pasar la noche en su habitación, hay literas en el vestuario con calefacción.

Pensamos que necesitaríamos dormir en tantas capas que no pudiéramos movernos y nos sorprendió cuando nos dijeron que solo durmiéramos en calcetines térmicos y un par de ropa interior térmica larga de buena calidad (teníamos térmicas de lana merino y se nos aconsejó no usar algodón en estas condiciones).

Actualizar a una suite desde una habitación estándar

Las suites son enormes y están llenas de esculturas intrincadamente talladas, se siente como si estuvieras en una escena de la película, Frozen. Mientras que, por otro lado, las habitaciones estándar están cortadas aproximadamente del hielo y son mucho más pequeñas con solo una cama entre las paredes de hielo. Sentimos que esas habitaciones en realidad estarían más frías ya que estás tan cerca del hielo por todos lados y tal vez incluso sería claustrofóbico. Alojarse en un hotel de hielo es una experiencia única en la vida y, si puede permitírselo, definitivamente le recomendamos reservar una suite. ¡Estamos muy contentos de haber gastado un poco más en la nuestra!

Que tengas un dia ocupado

Definitivamente dormirás bien si has tenido un día súper ocupado. Volamos a Rovaniemi temprano desde Helsinki y pasamos el día explorando el pueblo de Santa Claus. Después de un día en los elementos y una deliciosa cena caliente, estarás exhausto y dormirás profundamente.

Minimiza tus líquidos para que no tengas que orinar en la noche

Habíamos tomado algunas bebidas en el bar de hielo y en el bar del hotel por la tarde, pero después de la cena apenas bebimos nada porque no queríamos levantarnos para ir al baño durante la noche. Este es uno de nuestros consejos más importantes, no beba mucho (ni nada) ni confíe en mí, lo lamentará cuando tenga que salir de su saco de dormir tostado para ir al baño.

Tener una sauna o sentarse junto al fuego antes de acostarse

Tuvimos una sauna entre la cena y la cama que nos dejó cálidos por dentro y por fuera. Luego nos sentamos junto al fuego en el área del bar para asegurarnos de que nuestro cabello estuviera seco y que estuviéramos lo más calientes posible antes de prepararnos para la cama. La mayoría de los hoteles de hielo tendrán saunas e incendios, y esta es la manera perfecta de asegurarse de que esté tibio hasta los huesos antes de descansar por la noche.

Prepararse para dormir

Cuando llegó la hora de acostarse, nos cambiamos a nuestras térmicas en el vestuario, usamos el baño y almacenamos todas nuestras pertenencias adicionales en el casillero. Nos limpiamos los dientes en el baño, chirriamos una última vez y untamos nuestras caras con mi humectante Neom Organics para que nuestra piel no se secara con el frío.

Ponerse acogedor y preparado para la noche

El hotel ofrece un saco de dormir artic y un encantador y cálido forro suave para brindar calidez e higiene. Metimos nuestras chaquetas en el fondo de nuestro saco de dormir para que estuvieran tostadas y calientes por la mañana y mantuvimos nuestras botas al lado de la cama. Hacían frío a la mañana siguiente, pero no estaban mojados. ¡Primero te metes en el forro y luego te deslizas en tu saco de dormir y lo abrochas hasta que solo salga la mitad de tu cara!

Me gusta tener agua cerca de mí durante la noche, así que mantuve una pequeña botella entre mi saco de dormir y la piel de reno para que no se congelara.

Nuestra habitación tenía un powerpoint, así que cargamos nuestro teléfono y lo guardamos dentro del saco de dormir durante la noche.

Un sueño maravillosamente refrescante

No mentiré: me tomó un tiempo ponerme cómodo y no sentirme claustrofóbico en el saco de dormir con el lazo atado a la cara, pero tan pronto como lo hice, ambos nos dormimos profundamente. Los colchones eran realmente cómodos y nunca habrías imaginado que estabas durmiendo en una cama hecha de hielo y pieles de reno.

Tengo el recuerdo más maravilloso del aire frío (pero refrescante) en mi cara y no escuché absolutamente nada, el hotel estaba tan silencioso. ¡Honestamente se sintió como un sueño tan refrescante! Dormimos profundamente hasta que nos despertaron a las 8 am con una taza de jugo de arándano rojo caliente. Nos acostamos en el calor de nuestros sacos de dormir hasta que estuvimos a punto de usar el retrete, no quería levantarme porque estaba muy cómodo y tostado.

Pensamientos finales

Pasar una noche en un hotel de hielo es una experiencia que nunca olvidará y, con suerte, esto lo ayudará a prepararse para su noche en el hielo y lo que debería ser una noche de sueño única y maravillosa.

Con toda honestidad, pensamos que iba a ser la noche del infierno y que estaríamos absolutamente helados toda la noche, pero fue una experiencia que ambos siempre quisimos hacer. Nos sorprendió gratamente lo cálidos que estábamos en nuestros sacos de dormir y la noche de sueño reparador que tuvimos.

Localización del Viaje

Última Actualización


Comparte con otros viajeros :)

Un comentario en «Ver la Aurora Boreal desde la Cama de un Hotel de Hielo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *