Un verano para un destino deseado; Brasil

Un verano para un destino deseado; Brasil
Comparte con otros viajeros :)

Es verano y estamos a punto de coger nuestras deseadas vacaciones, y como siempre suele ocurrir comienzan las dudas y las opciones, se nos llena la cabeza de destinos y no sabemos bien a qué lugar ir, qué país descubrir para dejarnos seducir por él, bajo qué encantos norteños, sureños o tropicales someternos gustosamente.

En este artículo, vamos a analizar qué podemos ver y hacer, qué es lo que puede pasarnos si ponemos rumbo a uno de esos países que, como norma general, permanecen en nuestra mente como destino inevitable. ¿Quién no ha soñado alguna vez con bailar a ritmo de salsa en la populosa Río de Janeiro en carnavales? ¿Bañarse en sus fabulosas playas? ¿Asombrarse con las cascadas de Iguazú? o ¿Tener una aventura en la selva amazónica?

Efectivamente, estamos hablando de Brasil, ahora gracias a agencias de viajes como Unibras Travel, podemos eliminar el principal temor a este desplazamiento, su precio, pues esta agencia ofrece los mejores viajes baratos a brasil en sus paquetes y en sus circuitos organizados para que no solo no te pierdas lo mejor de este fabuloso país, sino que, además, te dé tiempo a conocerlo realmente y a disfrutarlo.

¿Quieres saber qué es lo que hay que ver de Brasil para organizarte tu propia ruta? Si tienes claro dónde quieres ir y no lo encuentras en los recorridos que esta agencia te presenta, puedes organizar uno a tu propio y exclusivo criterio, que ellos te lo organizan. Una estupenda forma que te da la oportunidad de conocer el Brasil que tú quieres y a tu ritmo.

El Brasil que no debemos perdernos

Brasil se abre en nuestra mente como un destino paradisiaco idílico, y no es para menos, sus playas inabarcables de arena blanca, la alegría de sus ciudadanos, la fiesta (no solo carnavalesca), los paisajes y la naturaleza salvaje, las enormes ciudades, su rica gastronomía… Brasil es un país que sabe agradar al turista ocasional, por lo que las infraestructuras para dar ese servicio también tienen un elevado nivel garantizado, vayas donde vayas.

Y para empezar ese ir y venir por este extenso territorio (más de 8,5 millones de km2, el quinto país más extenso del mundo), debemos hacer la parada obligatoria de subir al Cristo Redentor para ver la panorámica espectacular que desde allí se ofrece de una de las ciudades consideradas como más bellas del mundo; Río de Janeiro.

En esta ciudad no dejaremos de sorprendernos de la vida alegre y desenfadada que se respira en cada una de sus calles, algo que combina a la perfección con su arquitectura, paisaje y naturaleza a la que debemos añadir el sabor de sus platos más característicos, como la feijoada carioca, los churrascos o la moqueca a base de pescados, camarones, langostinos y pulpo, toda una delicia para el paladar, mientras no podemos evitar mover nuestras piernas bajo la mesa al ritmo de la samba que suena por todos lados.

Otras ciudades igualmente imponentes y populosas que no debemos dejar de ver si nos gusta el ambiente cosmopolita son Sao Paulo y la capital del país, Brasilia, que fue reconocida por la Unesco como un referente cultural a nivel mundial, una ciudad que guarda tesoros únicos, como las cascadas de Itiquira, el hermoso paraje de Novas de Caldas o el Parque Dos Veadeiros.

Pero si lo que queremos es respirar naturaleza, Brasil dispone de espacios de un esplendor inigualable, no en vano guarda en su seno la imponente selva amazónica. En Brasil encontramos uno de los principales destinos turísticos del mundo en lo que a espectáculo natural se refiere a nivel mundial. Son las Cararatas de Iguazú, una impresionante caída de agua en un entorno salvaje y natural, pero que, sin embargo, tiene una sólida infraestructura para que el turista pueda apreciarla en toda su extensión.

Las Playas de Brasil

Pero sin lugar a dudas, son sus playas lo que acapara la atención de la mayor parte de los turistas que vienen a este país. Al tener una costa tan extensa, encontraremos playas para todos los gustos, entre las que destacamos las que se encuentran en la ciudad de Florianópolis (que también se merece una visita), ubicada en la zona sur y es reseñable la conservación de su naturaleza y playas. Se trata de un lugar excepcional para actividades deportivas, como el surf, el Paddle surf o el kayak, con un entramado de pueblos pesqueros que tampoco deberíamos perdernos.

En Baia dos Porcos, Fernando de Noronha y Pernambuco encontremos un archipiélago que se compone de numerosas bahías, calas y playas paradisíacas cada cual más exquisita que la anterior, rincones naturales de verdadero lujo, con arenas blancas, aguas cristalinas y la soledad del mar.

En el propio Río de Janeiro también encontraremos lugares más o menos tranquilos (según la temporada) como es Lopes Mendes. Aunque el trayecto se ha de hacer en escalas que incluyen un Ferry, bien merece la pena para bañarte en estas islas de una enorme belleza y exotismo.

Pero si buscas una playa realmente exótica, digna de fotos para Instagram, entonces debes dirigirte a Galés, Maragogi o Alagoas, aquí las playas con palmeras, aguas cristalinas y los arrecifes de coral te harán pensar en Tom Hanks y su aventura en Naufrago.

¿Quieres tranquilidad y buen pescado? Entonces la Praia de Jericoacoara, Jicoca de Jericoacoara y Ceará son para ti, apacibles, tranquilas, de vida sencilla, pero de los mejores emplazamientos para la práctica del Kitesurf.

Otras playas que podemos disfrutar son las de Praia do Forno, también en Rio de Janeiro, con hermosas colinas boscosas para realizar excursiones e Itacaré, en Bahía, catalogada como una de las mejores playas de Brasil, sorprende como su espectacular sucesión de senderos, palmeras y playas terminan en un bosque de manglares que te dejarán sin aliento.

Última Actualización


Comparte con otros viajeros :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *