Saltar al contenido

Pamplona: Tu guía definitiva para descubrir la ciudad

Descubre Pamplona con nuestra guía definitiva. Te proponemos un itinerario de 1 día en Pamplona, desde los lugares imprescindibles hasta las actividades más originales. ¡No te pierdas nada!

Gracias a la popularidad de su novela «El sol también se levanta», Ernest Hemingway puso a Pamplona, España, en el foco global.

La festividad local de San Fermín (también conocido como el encierro de toros) se convirtió en un fenómeno internacional completo que hoy en día adorna la lista de deseos de los viajeros más aventureros del mundo. San Fermín se celebra cada año en julio, atrayendo a miles de viajeros para presenciar el espectáculo.

Aunque Pamplona es prácticamente sinónimo de su encierro de toros anual, la histórica y encantadora ciudad tiene mucho más que ofrecer. Pamplona es la capital de la región vasca de Navarra en el norte de España, y en realidad es la tercera ciudad más grande de la región.

Puedes visitar Pamplona durante todo el año, gracias al buen clima y a la mínima lluvia. Yo fui en agosto, y aunque hacía calor, me encantó lo poco concurrida que estaba. ¡Realmente añadió encanto a Pamplona!

Que ver en Pamplona en 1 día

Con una rica historia y una cultura vibrante, Pamplona es un gran destino para aquellos que buscan experimentar una ciudad fuera de los caminos trillados en España.

Perfecta para una visita de 24 horas, este artículo desglosa todo lo que necesitas ver, comer y hacer en Pamplona en solo un día.

Te daré un itinerario realmente útil para pasar 1 día en Pamplona, destacando algunas de las atracciones y actividades imprescindibles en la ciudad.

Mañana: Murallas de la Ciudad + Ciudadela

Comienza tu día en Pamplona con un paseo alrededor de uno de los hitos más impresionantes de la ciudad: las Murallas de la Ciudad y la Ciudadela.

Construidas en el siglo XVI, las murallas fueron erigidas para proteger la ciudad de invasores y han resistido varias batallas y asedios a lo largo de la larga historia de Pamplona.

Murallas de la Ciudad y la Ciudadela
Murallas de la Ciudad y la Ciudadela

Hoy en día, las murallas son consideradas un monumento nacional y están notablemente bien conservadas, con torres y bastiones de piedra. Las murallas se extienden alrededor de 5 kilómetros alrededor del casco antiguo, ofreciendo unas vistas impresionantes de la ciudad y sus alrededores.

Asegúrate de visitar el Portal de Francia y el cercano Mirador de Caballo Blanco para disfrutar de las mejores vistas.

La ciudadela, que se añadió poco después de las murallas, es una fortaleza en forma de estrella en el lado suroeste del casco antiguo.

Caracterizada por impresionantes puertas, fosos y cuarteles, la ciudadela también se utilizó con fines defensivos y militares durante siglos.

Ahora, está abierta y gratuita al público como parque y sitio cultural. Los visitantes pueden pasear por sus jardines, lo que ofrece un remanso de paz sorprendentemente tranquilo en medio del bullicio de la ciudad.

Primera hora de la tarde: Paseo por el Casco Viejo

El Casco Viejo o Casco Antiguo de Pamplona es un encantador distrito histórico. Realmente disfruté perdiéndome un poco y explorando el centro de Pamplona, que data de la época medieval.

Catedral de Pamplona
Catedral de Pamplona

¡Está lleno de calles estrechas, antiguos edificios y plazas vibrantes que te encantarán! Ten en cuenta que es común que los restaurantes y tiendas cierren durante el mediodía en España, generalmente de 3pm a 6pm.

Hay algunas atracciones que debes tener en cuenta mientras exploras el Casco Viejo. La primera es la Catedral de Pamplona, o la Catedral de Santa María la Real. Se encuentra en el borde del Casco Antiguo de Pamplona y fue construida entre 1394 y 1501.

Con esta visita guiada puedes admirar intrincadas tallas y impresionantes vidrieras. Además, los visitantes pueden subir a la cima de la torre de la catedral para disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad.

Otra atracción pintoresca en el Casco Antiguo de Pamplona es el magnífico Ayuntamiento. Originalmente construido en el siglo XVIII, el Ayuntamiento presume de una impresionante fachada barroca y una torre de reloj ornamental que domina la plaza circundante.

Casco Viejo de Pamplona
Casco Viejo de Pamplona

¡Compra un bocadillo de jamón y queso en la tienda de la esquina para disfrutar de una vista incomparable durante el almuerzo!

Para una dosis de historia (y tal vez un poco de aire acondicionado), entra en el Museo de Navarra, que está ubicado en un antiguo hospital y ofrece una fascinante colección de arte y artefactos del pasado de la región.

Tarde: Plaza de Toros + Historia de San Fermín

Mientras los pamplonicas cierran sus tiendas para una siesta a mediodía, te recomiendo aprender sobre el festival más famoso de Pamplona: San Fermín. También conocido como el encierro de toros, Pamplona es conocida en todo el mundo por su aparentemente desenfrenada festividad de San Fermín.

San Fermín tiene lugar cada año en julio. Cada mañana durante el festival, valientes corredores se lanzan a las calles para correr delante de un rebaño de toros mientras estos se dirigen a la plaza de toros.

Festividad de San Fermín
Festividad de San Fermín

Es un espectáculo emocionante y peligroso que ha sido tema de libros y películas. El festival es bastante controvertido y enfrenta críticas y desafíos regulares por parte de organizaciones de derechos de los animales y de respeto.

Puedes formarte tu propia opinión sobre San Fermín después de aprender sobre su historia y cultura en el museo o en esta visita guiada.

Hay visitas guiadas programadas varias veces al día, pero si te pierdes el horario, puedes comprar una entrada y una audioguía en la entrada de la plaza de toros.

La audioguía resultó ser sorprendentemente buena, con grabaciones y sonidos del festival. Comenzarás la visita entrando en la Plaza de Toros, una impresionante estructura redonda que puede albergar hasta 19,000 espectadores.

Se remonta a 1922 y ha albergado incontables corridas de toros. El recorrido continúa con una visita a la capilla de los toreros, así como a los establos donde se guardan los toros.

Además de trajes de toreros y artefactos, hay muchos vídeos y exposiciones multimedia que dan a los visitantes del museo una verdadera sensación de cómo es realmente San Fermín.

Primeras horas de la tarde: Plaza del Castillo

Uno de los lugares de visita obligada en Pamplona es la Plaza del Castillo, la plaza principal de la ciudad. Creo que es mejor durante la hora dorada en las primeras horas de la tarde porque está llena de actividad local.

Plaza del Castillo
Plaza del Castillo

Te verás rodeado de música, niños corriendo y bicicletas pasando. Es muy animada y tiene una atmósfera cálida.

encontré simplemente observando a la gente aquí, mientras admiraba los elegantes edificios y los bulliciosos cafés.

Uno de los cafés más populares de la plaza es el Café Iruña. Popularizado por Hemingway en «El sol también se levanta», el Café Iruña fue el lugar de encuentro principal del autor Ernest Hemingway.

Todavía conserva el estilo Art Deco de los años 20, e incluso los visitantes pueden encontrar una estatua de Hemingway sentado en la barra.

Tarde-Noche: Pintxos

¿Agotado tras un largo día de turismo por Pamplona? ¡Sacia tu hambre y sed con deliciosa comida y bebida local! Desde la Plaza del Castillo, deambula por la Calle San Nicolás y sigue tu olfato hasta los mejores lugares de la ciudad.

Esta concurrida calle peatonal está llena de restaurantes que se especializan en la comida más icónica de la región: los pintxos, platos pequeños que generalmente se sirven en pan, palillos o brochetas. Por lo general, se comen como un aperitivo o una comida ligera, y son un elemento básico de la cocina vasca.

La forma adecuada de disfrutar de los pintxos, según los pamplonicas, es saltar de bar en bar.

Cuando se trata de pintxos, es posible que debas ser un poco agresivo en el bar para hacer tu pedido. A veces, los pamploneses gritan su pedido en el bar, y los platos se pasan por encima de la cabeza. Prepárate para comer de pie, ya que así lo hacen los pamplonicas.

Dónde alojarse en Pamplona

Hay una serie de hoteles simples pero cómodos para elegir en el centro de Pamplona. Dado que la ciudad es tan compacta, te recomendaría elegir un lugar en el corazón de Pamplona para que puedas explorar fácilmente a pie.

Me alojé en el Hostal Arriazu, un albergue moderno en la calle principal de tiendas. El proceso de registro fue un poco extraño, pero por lo demás fue una excelente opción de estancia asequible.

Para una opción de precio medio, el Hotel Maisonnave es una excelente elección. A solo unos minutos a pie del centro histórico, el hotel cuenta con habitaciones elegantes con un diseño moderno y sólidas comodidades, como un restaurante y un gimnasio.

Si buscas derrochar en una opción de lujo, el Gran Hotel La Perla es perfecto. Las habitaciones están bellamente decoradas y algunas incluso ofrecen impresionantes vistas de la ciudad.

¡Puedes relajarte en el spa del hotel o tomar una copa en la terraza de la azotea!

Dónde comer en Pamplona

Al igual que muchas de las ciudades cercanas en el norte de España como San Sebastián o Bilbao, la comida en Pamplona es uno de los puntos destacados. ¡Incluso con solo un día en Pamplona, comerás muy bien!

Comienza tu día con una delicia horneada de la tienda Beatriz Cake. Me topé con este lugar mientras deambulaba por el Casco Viejo y vi una gran cola en la puerta. Suelo seguir el enfoque de «confiar en los pamplonicas» para seleccionar lugares para comer, así que de inmediato me uní a la fila.

Tan pronto como entras por la puerta, te reciben con el delicioso aroma de los pasteles recién horneados. Uno de los productos más destacados de la tienda Beatriz Cake son sus «Rosquillas» de firma, un tipo de rosquilla española hecha con anís y espolvoreada con azúcar.

Como mencioné anteriormente, los pintxos son un plato que debes probar mientras viajas por Pamplona. Puedo recomendar dos lugares en la ciudad.

Vermutería RÍO es un bar de vermut que también ofrece una variedad de pintxos únicos. El ambiente en Vermutería RÍO es animado y jovial, con pamplonicas y turistas disfrutando del vermut y degustando pintxos.

Su huevo frito es probablemente el plato más popular del menú, ¡y vaya que es delicioso! Medio huevo cocido envuelto en una suave salsa bechamel y cubierto con una crujiente masa tempura. ¡Luego se fríe a la perfección!

El siguiente lugar de pintxos para probar es el Bar Gaucho. Este bar español tradicional está ubicado justo al lado de la Plaza del Castillo, en el corazón de Pamplona.

Con mesas de madera y una acogedora chimenea, el bar tiene un ambiente rústico y auténtico. El menú en Bar Gaucho se centra en la cocina española tradicional con un énfasis particular en las carnes a la parrilla. Pide una ración de Pimientos de Padrón para empezar.

Estos son pequeños pimientos verdes que se fríen y se espolvorean con sal gruesa. Luego, pide una ración de Txistorra, una deliciosa salchicha de cerdo a la parrilla que está aromatizada con pimentón y ajo.


Tours y excursiones en Pamplona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *