Menú Cerrar

Medina Azahara, la joya perdida de la Andalucía islámica

Medina Azahara, la joya perdida de la Andalucía islámica

Medina Azahara es un impresionante yacimiento arqueológico que emerge como un tesoro oculto a un paso de la majestuosa Córdoba. En este artículo te sumergiré en la fascinante historia de esta ciudad palaciega, construida por el califa Abderramán III en el siglo X como símbolo de su poder y grandeza.

Déjame guiarte a través de los intrincados restos de este antiguo enclave, donde podrás admirar la magnificencia de sus palacios, patios y jardines, así como imaginar la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad medieval.

Prepárate para maravillarte con la arquitectura islámica, los impresionantes mosaicos y las vistas panorámicas de las colinas circundantes.

Pero la magia de Medina Azahara no se detiene aquí. Te invito a descubrir los tesoros que aún esperan ser desenterrados por arqueólogos apasionados, así como a participar en emocionantes tours y excursiones que te permitirán explorar cada rincón de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Con Medina Azahara como protagonista, tu viaje será una experiencia inolvidable llena de historia, cultura y aventura. ¡No esperes más para sumergirte en el esplendor de esta ciudad ideal del sultán y descubrir los secretos que guarda entre sus ruinas!

Una viaje por la Medina Azahara

Medina Azahara, situada a solo 7 kilómetros de Córdoba, es el yacimiento arqueológico más extenso de España y uno de los más cautivadores. Aunque desde su descubrimiento a principios del siglo XX los trabajos para desenterrar las partes aún enterradas de la ciudad han sido lentos, hoy solo se puede visitar entre un 10 y un 15% de ella.

Una viaje por la Medina Azahara
Una viaje por la Medina Azahara

Sin embargo, en los últimos años se ha reconocido su importancia y la Unión Europea ha destinado fondos para potenciarlo e incrementar las excavaciones y trabajos de restauración. Por ello, Medina Azahara sigue siendo uno de los destinos más interesantes de Córdoba y de toda Andalucía.

Te recomiendo visitarlo durante tu recorrido por Andalucía para experimentar en persona el impacto de contemplar ruinas que aún resisten al paso del tiempo después de más de 1000 años.

Podrás maravillarte con los arcos de estilo morisco, las antiguas murallas y las reconstrucciones de los lujosos palacios nobles. Tendrás la oportunidad de descubrir cómo era esta ciudad ideal para un poderoso califa en el año 936 d.C. El encanto de este lugar es incomparable y su importancia es evidente a primera vista.

¿Cómo era Medina Azahara?

La Medina Azahara era una impresionante ciudad que se alzaba majestuosa sobre tres terrazas, aprovechando la pendiente del terreno. Cada terraza estaba separada por murallas, dividiendo la ciudad en tres partes distintas. En su diseño rectangular, abarcaba más de 110 hectáreas de terreno.

Cómo era Medina Azahara
Cómo era Medina Azahara

Construida para deslumbrar, la Medina Azahara empleó solo los materiales más finos. Registros contemporáneos hablan de un Salón Dorado, un Salón del Trono decorado con arcos de ébano y marfil, mármoles, oro y joyas, y fuentes de bronce con grifos, leones y caballos, además de portales de cristal y fuentes de mármol.

  • La Terraza Superior albergaba las funciones privadas y residenciales de la familia real, así como las funciones gubernamentales. El Palacio del Califa presentaba habitaciones dispuestas alrededor de patios, con la Casa de Ya’far cercana, donde se puede apreciar su división en áreas privadas, de servicio y oficiales.
  • En la Terraza Media se encontraban los edificios gubernamentales, incluidas las casas de los visires, la sala de guardias, oficinas administrativas y jardines. Aquí también se ubicaba la mezquita y el zoco, junto con numerosos jardines con estanques, fuentes y jaulas para animales salvajes y aves exóticas.
  • La Terraza Inferior estaba dedicada a la vivienda de infantería y caballería, con áreas residenciales aún sin excavar. Esta ciudad, con su esplendor y su organización meticulosa, era un testimonio del ingenio y la grandeza de la época.

Historia y leyenda

Medina Azahara es realmente un tesoro entre historia y leyenda. Imagina recorrer los restos de esta ciudad suntuosa, donde cada piedra parece susurrar historias de un pasado glorioso.

Con una extensión de 112 hectáreas, Medina Azahara fue una ciudad magnífica, conocida por su tamaño y suntuosidad, que la destacaban como una de las más bellas y ricas del Mediterráneo.

¿Sabías que su nombre, Medina Azahara, tiene raíces en una romántica leyenda? Se dice que el califa la construyó en honor a su concubina Zahara, rodeándola de almendros cuyas flores blancas le recordaban la nieve de su tierra natal, Siria. ¡Qué detalle tan poético!

Pero también existe otra versión: «Zahara» significa «brillante», y en la mente del califa, esta ciudad debía brillar con luz propia, representando la importancia y el poder del nuevo califato. Fundada entre 936 y 941 por el califa Abd al Rahman III, Medina Azahara fue el hogar de la corte califal y se construyó en tres niveles, con el palacio del califa en lo más alto, amplios jardines en el segundo nivel y la gran mezquita en el tercero.

A pesar de su esplendor, la ciudad solo duró unos pocos años y fue abandonada en 1010, quedando sepultada durante siglos hasta su redescubrimiento en 1911. ¡Qué misterio encierran estas ruinas!

¿De dónde proviene el nombre de Medina Azahara?

Se cree que la ciudad fue construida en honor a Azahara, la esposa favorita de Abderramán III. Desolado por su nostalgia y anhelos por las montañas nevadas de Siria, rodeó su nueva ciudad con almendros y cerezos, sustituyendo los copos de nieve por esponjosas flores blancas.

Imagina caminar por sus calles ancestrales, admirar los restos de los palacios nobles y sentir la grandeza que alguna vez dominó estos terrenos. Sin duda, Medina Azahara es un destino que no puedes perderte en tu viaje por Andalucía.

Te invito a sumergirte en su historia y dejarte llevar por la magia de este lugar único. ¡No te arrepentirás de descubrir este fascinante tesoro del pasado!

Qué ver en la Medina Azahara

La entrada al sitio arqueológico de la Medina Azahara se realiza desde la parte superior, lo que brinda a los visitantes, al llegar, una buena visión general de la ciudad original que ha sido expuesta hasta el momento, que es solo una décima parte del total.

Salón de Abd-ar-Rahman

Salón de Abd-ar-Rahman
Salón de Abd-ar-Rahman

En la parte más alta de la fortaleza, se encuentra el Salón de Recepciones de Abd-ar-Rahman, datado por inscripciones entre 953 y 957. Este edificio era el lugar donde se llevaban a cabo tanto recepciones políticas como los principales festivales religiosos anuales.

Durante las recepciones, el Califa se sentaba en el centro del salón con dignatarios y funcionarios ubicados según una estricta jerarquía. Su suelo sigue un esquema basilical, con un centro principal, integrado por dos juegos de arcos de herradura, separados de las tres naves longitudinales.

Este salón era conocido como Salón Rico debido a la espectacularidad de su decoración.

Casa de Ja’far

La gran «Casa de Ja’far» se construyó sobre tres casas anteriores, y el edificio conocido como «Patio de los Pilares» reemplazó a dos anteriores a mediados de la década de 950. El edificio lleva el nombre de Ya’far ibn Abd al-Rahman, quien fue nombrado primer ministro o hayib en el año 961.

El jardín del príncipe

El jardín del príncipe
El jardín del príncipe

Había al menos tres jardines en la ciudad. Un pequeño jardín, denominado Jardín del Príncipe o Jardín Alto, se encontraba en la terraza superior. Este jardín era para el uso de la nobleza, los ricos y poderosos; aquellos que frecuentaban el palacio mismo.

El jardín se extendía hacia el final del Salón Rico y se dividía en cuatro partes con jardines hundidos, con una casa de verano en el medio y canales de agua a lo largo de los pasillos conectores.

El Museo de la Medina Azahara

El museo te lleva a través de la historia de la Medina Azahara, con secciones sobre su planificación y construcción, sus habitantes y su eventual caída, todo ello ilustrado con piezas bellamente expuestas del sitio y exhibiciones interactivas, complementadas por traducciones al inglés impecables.

Cómo llegar a Medina Azahara

En coche:

Los conductores deben salir de Córdoba hacia el oeste por la Avenida de Medina Azahara. Esta vía desemboca en la carretera A431, con el desvío hacia Medina Azahara señalizado después de 6 km.

En autobús:

Un autobús a Medina Azahara (adulto/niño €9/5 ida y vuelta, incluyendo el traslado del museo al sitio y viceversa) sale desde una parada en Córdoba. El autobús parte de Paseo de la Victoria (Glorieta Hospital Cruz Roja) y Paseo de la Victoria (frente al Mausoleo Romano) a las 10:15 am y 11 am de martes a domingo, además de las 2:45 pm de martes a sábado desde mediados de septiembre hasta mediados de junio.

Puede que puedas comprar los billetes en el autobús o con antelación en las oficinas de turismo; es sensato comprar con antelación para los fines de semana y días festivos. El autobús regresa desde Medina Azahara 3¼ horas después de salir de Córdoba. El tiempo de viaje es de aproximadamente 20 minutos.


2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via