La Alpujarra: la joya granadina escondida

La Alpujarra

La Alpujarra, si no lo sabes, es un pequeño rincón en las gigantescas grietas de la cordillera de Sierra Nevada en Andalucía, no muy lejos de Granada. Y en esta pequeña región montañosa se asientan más de cincuenta pueblos antiguos. Están posados en los bordes de los acantilados o anidados en los valles profundos, todos brillantes de color blanco tiza contra el paisaje verde.

Hoy vamos a hablar de algunos de ellos, pero puedes completar la información en esta web donde hablan de los más importantes.

La Alpujarra tiene una historia interesante. Esta zona fue poblada por los árabes en el siglo XV. Como moriscos (católicos practicantes) mantuvieron su propia cultura distintiva durante casi 150 años después de la caída de Granada ante los Reyes Católicos en 1492. Mucha gente también se mudó de Galicia y León en el norte de España más adelante en la historia, esto explica por qué parte del pueblo los nombres están en gallego.

Pueblos de La Alpujarra

Lanjarón es la principal puerta de entrada a La Alpujarra y el primer pueblo con el que te toparás cuando conduzcas desde Granada. Es el pueblo más grande de la zona, aunque la población es de apenas 4.500 personas. Famoso por sus aguas terapéuticas, Lanjarón cuenta con una colección de fuentes de agua dulce repartidas por todo el pueblo, muchas de las cuales van acompañadas de un poema escrito por el escritor granadino Federico García Lorca.

Sigue conduciendo por las rutas de montaña y llegarás a Soportújar, un caprichoso pueblo donde encontrarás esculturas de brujas volando en escobas, gatos negros vagando por las calles e incluso una casa de Hansel y Gretel. Según la leyenda, cuando los españoles del norte se instalaron aquí, trajeron consigo sus costumbres y creencias paganas sobre brujas, aquelarres y noches oscuras.

A la entrada del pueblo, verás la «Cueva del Ojo de la Bruja». Aquí comienza un paseo que le llevará a cuevas, pasadizos, casas de cuento y fuentes con propiedades mágicas y brujas. Hay una sorpresa a la vuelta de cada esquina, y los niños disfrutarán sin duda.

A medida que se asciendes por las montañas desde Soportújar, se llega al Valle del Poqueira, y al pintoresco trío: Pampaneira, Capileira y Bubión. Se dice que las tres aldeas son los enclaves más bellos de La Alpujarra. Están situadas una al lado de la otra, por lo que es fácil visitar las tres en un solo día.

Otros Destinos Principales

Pampaneira, el pueblo más animado y visitado de los tres, es el primero con el que te toparás. El pueblo se estableció antes de la invasión árabe, durante la época romana, cuando era conocido como «Pampinaria». Su nombre proviene de un término latino que se traduce aproximadamente como «viñedo». Hoy en día, está repleta de tiendas de artesanía, comercios de productos artesanales, fuentes de agua y restaurantes.

Un poco más arriba en las montañas se encuentra el tranquilo pueblo de Bubión, que al igual que sus vecinos está rodeado de magníficas vistas de los picos de Sierra Nevada, a menudo nevados, y de La Alpujarra. Es un lugar ideal para pasear por sus estrechas calles y admirar la artesanía local y los balcones adornados con bonitas flores.

Además de algunas tiendas de artesanía, hay un pequeño museo popular, el Museo Casa Alpujarreña. La iglesia del pueblo de Bubión es una de las estructuras más distintivas del pueblo; fue construida durante el siglo XVI en estilo mudéjar utilizando mampostería mudéjar.

Pórtugos alberga manantiales ricos en hierro con un marcado tono carmesí que caen en una cascada llamada La Fuente Agria. Estas aguas tienen su origen en el Chorreón, donde el agua ha erosionado a través de la roca y fluye a través de siete salidas. Las aguas son especialmente beneficiosas para las personas que padecen anemia si se consumen directamente de la fuente.

Capileira, la más alta de las tres aldeas, se encuentra a 1.436 metros sobre el nivel del mar. Capileira estaba alejada del centro cultural y político de España, lo que hizo que el control árabe llegara aquí tarde y la conquista cristiana tuviera lugar también más tarde. A principios del siglo XVI, por orden de los Reyes Católicos, se construyó una iglesia sobre una antigua mezquita. La estructura original fue arrasada en favor de un edificio de estilo mudéjar en el siglo XVIII.

El museo del pueblo, el Museo Etnológico Pedro Antonio Alarcón, se encuentra en la calle Mentidero. En él se exponen objetos de artesanía y vestimenta local, así como una muestra sobre el escritor del siglo XIX Pedro Antonio Alarcón, que escribió un relato de su viaje a La Alpujarra.

Trevélez es el pueblo más alto de La Alpujarra, a 1.476 metros de altura, y es conocido por su jamón curado al aire libre. El ambiente frío debido a su gran altitud proporciona las condiciones ideales para la curación y el almacenamiento del jamón. Pruébalo tu mismo en cualquiera de las numerosas tabernas de Trevélez, donde los jamones cuelgan del techo.

Las mejores razones para realizar viajes por la naturaleza
Jota L.

Hola, soy Jota, ¡Gracias por visitar nuestro blog!

En 2016 dejamos nuestra monótona vida y comenzamos a perseguir cascadas, atardeceres y vistas de todo el mundo. En este blog, compartimos historias y consejos de viajes favoritos.

Queremos que todo el mundo pueda viajar a donde quiera, tan a menudo como quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *