La Cinta Costera en Panamá

La Cinta Costera en Panamá, un lugar de ensueño que tiene todo lo que necesitas para unas vacaciones ideales

Visita la Cinta Costera, un tramo de tierras ganadas al mar en la capital del país, cuya primera fase tiene una extensión de 26 hectáreas ganadas al mar.
Comparte con otros viajeros :)

El acto de viajar es algo que a la mayoría de las personas les gusta hacer, ya sea por tomarse un respiro de la ajetreada rutina de todos los días, como para conocer y explorar lugares nuevos y saber más sobre diferentes culturas. Por eso, Panamá es un destino ideal, porque incluye todas estas cosas en un solo lugar para que todos los turistas, sean del tipo que sean, y tengan los intereses que tengan, puedan disfrutar de este país en su totalidad.

Que ofrece Panamá

Este pequeño territorio tiene muchas cosas que ofrecer, desde un ambiente cultural muy agradable, hasta playas y paisajes inolvidables donde se podrá descansar y relajarse sin pensar en las preocupaciones de la vida real. Cualquier turista que decida viajar a Panamá deberá tratar de conocer lo máximo que pueda, tanto la comida y bebida nativa de la zona, como la interacción con sus habitantes y la visita a los patrimonios culturales que existen dentro del lugar.

Las playas de Panamá son dignas de mencionar, pues ofrecen un paisaje magnífico que encantará a todos los turistas por igual, además de que son un punto de interés turístico dominante en la zona. Gran cantidad de visitantes se sienten atraídos por ellas y deciden explorarlas o simplemente relajarse un poco al sol, o también bañarse en sus tranquilas aguas.

Un lugar que también es digno de mención dentro de Panamá, es el destino playero de San Blas o Guna Yala, un archipiélago que se compone de unas 365 islas a su alrededor, y que constituye uno de los principales motivos por los cuales se debe viajar a Panamá. El paisaje tan caribeño que se dibuja en el lugar parece haber sido sacado de cualquier portada de revista, y su blanca arena y cristalino color de agua hace que sea un espectáculo digno de ver.

También será posible comprar un recuerdo en físico de la experiencia, lo cual siempre será una bonita forma de rememorar un viaje absolutamente inolvidable.

Visitar la Cinta Costera

Una vez se esté en Panamá, será totalmente necesario visitar la Cinta Costera, un tramo de tierras ganadas al mar en la capital del país, cuya primera fase tiene una extensión de 26 hectáreas ganadas al mar. La segunda fase comienza en el Mercado del Marisco, y termina en el muelle fiscal con estacionamientos soterrados, un muelle multripropósito, espacios comerciales o canchas para poder jugar a cualquier deporte. La tercera fase es la Cinta Costera III, la cual también incluye la fase I y II, y tiene una mayor cantidad de hectáreas verdes en la capital, incorporando espacios urbanos como canchas de baloncesto, de fútbol parques infantiles, gimnasios y varios puentes peatonales.

La cinta Costera de Panamá es una amplia franja verde extendida a lo largo de la Bahía de Panamá, un tramo de tierra ganadas al mar, con un área pública conformada por un malecón que incluye diferentes espacios de ocio, uniendo el área de Punta Paitilla con el Casco Antiguo. Este lugar es de lo más hermoso y llamativo, y una vez sea visitado deben guardarse fotografías para recordar todas sus maravillas.

Muchas personas tienen la idea de que ir a la Ciudad de Panamá consiste solamente en visitar espacios urbanos, pero esto no es así. La realidad es que La Cinta Costera es un lugar de esparcimiento donde se puede disfrutar de múltiples áreas verdes sin necesidad de tener que salir de la ciudad. Llegar hasta allí es muy sencillo, pues se puede coger perfectamente un taxi hacia la Avenida Balboa, que se encuentra justo en frente de la Cinta Costera en Panamá.

Hay cientos de personas que visitan este lugar a diario, ya sea para practicar cualquier tipo de deporte por puro entretenimiento, como es el caso del fútbol o el baloncesto, o cualquier otra actividad al aire libre que haga a los turistas olvidarse del trabajo y de los días estresantes de rutina. Pasar el rato en la Cinta Costera de Panamá servirá para despejar la mente y trabajar un poco la salud tanto mental como física.

En caso de no ser un amante de los deportes, este lugar también ofrece la posibilidad de salir a caminar, dar paseos en bicis, o simplemente sentarse para observar el océano, pues no sería la primera vez que algunas personas disfrutan allí de la belleza del lugar, ya que desde cualquier sitio se podrán observar paisajes que la mente jamás podrá olvidar. Entre estos, se encuentran los rascacielos de la ciudad, el casco Viejo, e incluso el Océano Pacífico y la vegetación tropical, que constituyen una mezcla maravillosa del mundo urbano y de la naturaleza que ningún turista debería perderse.

Por este y por todos los motivos anteriormente mencionados, Panamá es un destino ideal para todas las personas que deseen combinar la riqueza cultural con la conexión con la naturaleza y la relajación y diversión.


Comparte con otros viajeros :)