Menú Cerrar

Astipalea: una joya de isla oculta en el mar Egeo de Grecia

Astipalea: una joya de isla oculta en el mar Egeo de Grecia

Vamos a Astipalea. ¿Astipa… qué? Nunca he oído hablar de eso, ¿dónde está? Esa fue, con diferencia, la respuesta más habitual cuando contamos a nuestros amigos nuestro viaje a una isla griega del sur del Egeo.

Pasar tus vacaciones de verano en Grecia ya no es un consejo de expertos. Las más de 3.000 islas atraen a millones de visitantes cada año, simplemente porque las islas griegas son y serán siempre fascinantes.

Nuestro último viaje aquí fue hace más de una década, así que ya era hora de volver a visitar la historia. Creta, Rodas, Zante o Corfú son caras conocidas, pero estábamos buscando algo menos popular, pero de la misma belleza. Solo por coincidencia nos encontramos con una verdadera joya en el sur del mar Egeo: Astipalea.

Debido a su forma especial y la belleza de su paisaje, la pequeña isla a menudo se conoce como «mariposa del Egeo». Aún debido a su forma manejable, Astipalea ofrece bastante. Especialmente para turistas que anhelan viajar lejos de las multitudes de turistas, será amor a primera vista. Astypalea es tranquila, mística, idílica, familiar con el ambiente típico griego, docenas de playas y aguas cristalinas.

Sin embargo, su nombre no tiene sentido para muchos: el 90% de los visitantes de las islas son griegos. La mayoría de los turistas extranjeros aún desconocen este secreto oculto de la isla.

Astipalea ofrece pocos lugares de interés. Hay varios pueblos pequeños que merecen una visita, pero Chora es lo más destacado. Callejones estrechos, molinos de viento tradicionales y los restos de un antiguo castillo veneciano adornan el pueblo más grande de las islas. Además del castillo y los molinos de viento con capucha roja, un paseo por las calles es la mejor manera de explorar. También se encontrará con las famosas casas blancas con techos azules, normalmente asociados con Santorini.

Pero no nos olvidemos de las impresionantes playas. Unas vacaciones en Grecia no serían nada sin pasar al menos un par de horas a lo largo de las costas. Sería como pasar un fin de semana en París, sin contemplar la Torre Eiffel. Las playas de Astipalea no tienen un ambiente cosmopolita o arenas blancas, pero ofrecen turquesa, agua inundada de luz, relajación y paz.

Que podemos decir Nuestro viaje a Astipalea fue una de las experiencias más agradables que hemos encontrado. Aquí, todos conocen a todos, lo que hace que la isla sea aún más agradable. Solo en agosto podrías encontrarte sin encontrar una habitación. Durante todos los demás meses, está tranquilo. Acogedor. Qué fortuna para la isla y el visitante.

Chora – La capital de Astipalea

El lugar donde sentimos la energía de Astipalea más intensa fue Chora. Varias islas griegas tienen su propia Chora – la palabra puede traducirse como «pueblo», y se utiliza para describir el asentamiento principal de una isla. La Chora de Astypalea es una de las más pintorescas de toda Grecia, con cientos de casas blancas en forma de cubo apiñadas en una ladera alrededor del Castro, el castillo en ruinas que domina la isla.

Chora no tenía el aspecto engalanado de otras islas griegas más famosas, con souvenirs y tiendas de imitación de hippies. La pintura estaba a veces rayada. Los adoquines eran desiguales. Algunas flores estaban en plena floración, otras estaban marchitas y secas en sus tallos. Los gatos llevaban cicatrices de batalla.

En las calles de Chora vimos vida. No una versión de la vida pulida por las revistas, especialmente cuidada para reforzar los estereotipos. La vida real, perfecta con sus incertidumbres e imperfecciones.

El Castro

Alrededor de Chora, todos los caminos conducen al Castro, situado en lo alto de la colina como una corona, impenetrable con sus muros de piedra caliza gris. Chora parece tan antigua como el tiempo, pero fue construida en su mayor parte en el siglo XX; antes de eso, los habitantes de Astipalea vivían tras los muros del Castro, que podía albergar hasta 4000 personas a plena capacidad.

Una sola puerta conduce al Castro, bajo los gruesos muros que han protegido a la isla de innumerables invasiones. Debido a su aislamiento, la isla fue asaltada por piratas en innumerables ocasiones a lo largo de la historia; el pueblo de Analipsi, cerca del puerto, es conocido localmente como Maltezana, en referencia a los piratas malteses, ya que es allí donde desembarcaban.

Pocos edificios sobreviven dentro de las murallas de Castro. Los muros de piedra y las cáscaras de las casas, las ventanas que dan al mar, que miran a la costa y a las islas suspendidas entre el mar y el cielo. Enmarcando las obras maestras de la naturaleza. Hay dos iglesias, Panagia y Agios Georgios, encaladas y con cúpulas azules, que contrastan con los grises muros del castillo y la tierra estéril con maleza seca.

El cementerio infantil

En 1995 se iniciaron las excavaciones de los cimientos de las casas de la parte oriental de Chora. Los hallazgos arqueológicos en obras de construcción no son noticia en Grecia: si se excava un poco, se encuentran casas, templos y todo tipo de artefactos. Sin embargo, nada podía preparar a los habitantes de Astipalea para lo que había bajo el suelo.

Se trataba de un cementerio infantil, el único del mundo, cuyos orígenes se pierden entre siglos de historia y leyendas mediterráneas. Un investigador de Oxford y su equipo llevan más de veinte años visitando la isla, excavando, datando con carbono e intentando desvelar los misterios que encierra el cementerio infantil de Astypalea.

Información y consejos para Astipalea:

  • Mejor momento para visitar: Desde la primavera hasta el otoño, encontrará las temperaturas más agradables. Esto es cuando el agua está lo suficientemente caliente como para saltar.
  • Cómo llegar allá: Desde Atenas puede volar a Astipalea en aproximadamente 40 minutos, o puede tomar el ferry desde el Pireo (incluso con su propio automóvil), que tomará aproximadamente 8-10 horas.
  • Donde quedarse: El número de hoteles en Astipalea es limitado. La casa más grande ofrece solo 28 habitaciones. Buscará en vano bunkers de hotel. En cambio, varias familias alquilan habitaciones privadas y apartamentos.

Actividades en Astipalea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *